Je suis Charlie


Hoy, todos somos Charlie Hebdoje-suis-charlie-1

El fanatismo es una de las mayores amenaza de nuestro tiempo, tal y cómo si volvieramos a la Edad Media. El respeto hacia la opinión de cada o de un grupo debe, siempre, ser respetada. Ésto es de perogrullo, pero nunca está presente.  Las religión es un tema espinoso y puede ser criticada de forma respetuosa. Muchas editoriales y publicaciones han sobrepasado el límite del respeto y han pasado a la ofensa, pero eso no es excusa para la violencia. Las religiones predican, todas, la amistad, la tolerancia y el respeto. El fanatismo es una interpretación de los textos y nunca un dogma escrito.

El atentado contra la revista Charlie Hebdo debe ser condenado enérgicamente y perseguido sin resuello. Y…tener ahora todos la capacidad para superar a los fanáticos y no caer en una guerra mediática (y algo más).

Hoy, todos somos Charlie Hebdo.

1234

Exodus: Dioses y reyes.


Ola

Hay un tweet que rezaba algo así: “Lo mejor de Exodus es hacerte la foto con el cartel antes de ir a ver la película”. Bien, pues no era para tanto la granizada que caída sobre ella. Exodus: Dioses y reyes es cine épico sin más pretensión que la de entretener. ¿Alguien pensaba que ésta iba a ser una película que agradase a la crítica y que arrancara premios? Si alguien pensaba así estaba claramente equivocado. La última película basada en la Biblia que rascó algo fue Ben-Hur, allá por 1959.

No merece la pena hablar de la historia pues es sobradamente conocida hasta por los más ilustres ateos pero sí es necesario hacer referencia a Los Diez Mandamientos, de Cecil B. DeMille. Aquella era una película justificada: había que hacer la competencia a la televisión y para ello se usó nuevas técnicas que el cine no había usado anteriormente: technicolor, pantalla panorámica,… La justificación de Exodus no se encuentra por ningún lado salvo la de hacer “otra película de la Biblia” con actores conocidos, efectos especiales tremendos y…poco más. ¿Les suena? Correcto, como Los Diez Mandamientos, pero ahora la TV ya no tiene rival en el cine, y más cuando hasta el manido 3D se ve mejor en casa.

plaga

¿Qué es lo que falla en Exodus? Claramente (¡y cómo no!) el guión. No pretendo que Exodus me revelara nada de la historia, ni siquiera que contase algo novedoso, pero si que lo hiciera de manera inteligente. Me explico: una película basada en un libro sobre una historia que pasó cerca de 4500 años tiene que tener un enganche con el presente, y ese enganche no existe. Y mira que era fácil: identificarlo con el sufrimiento de pueblo judío, que eso funciona muy bien en el cine; mostrar la grandeza del Imperio Egipcio, que también va bien; mostrar una historia de luchas entre la nación poderosa y el pueblo oprimido, etc. Pero Exodus se queda en la simple narración de los hechos de forma prácticamente literal que la Biblia cuenta. No hay empatía en ningún momento con ninguno de los personajes: Moisés pasa de fiel protector del faraón a ser el superguía de los judíos como quien compra el pan y de paso pasa por los chinos a comprar alguna ocurrencia. Nunca te llegas a creer el sufrimiento de los israelitas (es más, te la sopla todo lo que les pase). Ramsés es un niño mimado y estúpido, rencoroso con todo y con todos; y los secundarios (Aaron Paul, Ben Kingsley, Sigourney Weaver) pasan con más pena que gloria por la película. Los diálogos son tan superfluos que la que podía ser una interesante historia de cómo Moisés se entera de su origen queda en nada. Y el enamoramiento con su esposa (María Valverde) es de flechazo y punto. Bale no saca su contrastado talento a relucir en ningún momento y Edgerton se esfuerza en reflotar un personaje plano sin apenas conseguirlo.

rojo2

Pero no todo es malo en Exodus. Ridley Scott es un directozado y sabe dónde poner la cámara y cómo dirigirla para no hacer pesada una película de dos hora y media. Las escenas de acción (muy pocas) son muy dinámicas, la fotografía es acojonante y los efectos especiales son tan buenos (y en muchas ocasiones sutiles) que hacen remontar la película. No entiendo las críticas al director pues su trabajo lo hace muy bien, pero si ese trabajo no viene acompañado de una buena historia pues poco puede hacer. Lo malo viene cuando la acción decae y en la película no pasa absolutamente nada (el destierro de Moisés, la huida de Egipto,…). Los personajes, como he dicho, carecen de la fuerza necesaria para engancharse con ellos, todo está muy muy forzado y nunca te llegas a creer las motivaciones ni los sentimientos de ninguno.

Mención aparte merece las localizaciones. Uno, que es de Almería, tira para su tierra y reconoce algunos de las localizaciones usadas para la película: cantera de Macael (poblado judío), la Rambla del Búho, la Rambla Viciana, desierto de Tabernas (escena de la batalla), Sierra Alhamilla (persecución final a los judíos),…Fuerteventura, por otra lado, nos muestra la majestuosa playa de El Risco del Paso.

Lo peor: los personajes y las pausas de la película.

Lo mejor: el paisaje, la parte de las plagas y el Mar Rojo.

Nota: 5.5/10

 PD: y sale nuestro amigo Miguel (AKA Josayo) nada menos que ¡4 veces!